previous arrow
next arrow
Slider

Pablo Ramón Galván: respirar el aire del magisterio

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Valoración:
( 0 Rating )
Pin It

Foto 1 4

Tenía 12 años cuando el “bichito” del magisterio se le adentró en el cuerpo. Sin reparar en la edad se enroló en la Campaña que llevó luz a los rincones oscurecidos por el analfabetismo en Cuba. Pablo Ramón Galván Vigo supo desde entonces que sería maestro.

Así lo reconoce durante una charla que acordamos bajo la excusa de saberlo galardonado con la Orden Lázaro Peña de II Grado, otorgada por el Consejo de Estado a propuesta de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) y la Distinción de Hijo Ilustre de la ciudad de Cienfuegos. Pero tales reconocimientos, últimos de una nutrida lista, son solo pretextos para llegar al director, desde hace más de siete lustros, de la sobresaliente escuela primaria Guerrillero Heroico, en la Perla del Sur.

Nos recibe afectuoso en una oficina sencilla, alejada en tamaño y confort de la que habíamos imaginado para un centro educacional con tanto renombre. “La prefiero así. Si fuera más grande, estaría también más ocupada todo el tiempo”, expresó al respecto.  Sus palabras no cargan la insinuación de quien levanta murallas entre él y el mundo exterior, sino del que prefiere no ser distraído de sus ocupaciones. De vez en cuando algún alumno dice: “Permiso, director…” e irrumpe en el lugar.  Galván es un jefe accesible.

Pudo ser médico, arquitecto, escritor…, pero la profesión de educador lo eligió primero. Revisita las grutas de la memoria y se ve otra vez en la finca Las Carolinas, en el Hoyo de Manicaragua, localidad rural de la provincia de Villa Clara, donde Bernardo Santiago Guillén y su familia lo acogieron como al más pequeño del hogar, cuando formó parte de la brigada Conrado Benítez y había llegado a aquel sitio a compartir la dicha que otorga la capacidad de leer y escribir.

“Posteriormente, a los 16 años, fui llamado al Servicio Militar. Primero aspiraba a estudiar Medicina, pero cuando salí, me incorporé a la Educación, porque la huella que la Campaña había dejado en mí la convicción de ser maestro. A partir de entonces comienzo esta labor, de la cual nunca más me he separado”, afirma.

Ese “nunca más” significa 43 años desde que comenzó como docente en el entonces internado de primaria Octavio García Hernández. “Cuando me incorporé a ese centro fue para trabajar con niños que requerían necesidades educativas especiales y que estaban internados allí, porque tenían ciertas particularidades, como haber sido abandonados por sus familias o tener muchas dificultades económicas. Comenzábamos a laborar a las seis de la mañana y terminábamos  hasta la noche, cuando se los entregábamos a los instructores. Ese centro imprimió en mí una marca imborrable. Ahí me sentí útil, pues eran muchachos desamparados, alejados de sus familiares y nos tenían a nosotros cubriendo ese espacio que les había quedado vacío. Y nosotros, conscientes de eso, hacíamos todo cuanto estaba al alcance para que ellos nos vieran como una persona cercana”.

Luego, con solo 28 años, arribó a la escuela Guerrillero Heroico para ser su director. “Al llegar aquí, el personal que encontré me superaba bastante en edad y en preparación; eran maestros muy experimentados. Pero estaba consciente de la tarea que se me había dado: dirigir un centro que en Cienfuegos históricamente había tenido buenos resultados. Porque esta ha sido una escuela de tradición, un centro que a través de todos los tiempos se ha hecho sentir. De manera que mi objetivo fundamental era mantener o superar los que ya habían logrado”, recuerda.

¿No siente como una especie de peso, de gran responsabilidad, el saberse a la cabeza de una escuela de referencia?

Lo siento todos los días. Realmente el hecho de pensar que la escuela pudiera decaer nos mantiene preocupados. Pero ese peso es compartido, porque tengo la suerte de contar con un colectivo muy comprometido, que me ayuda a llevar esa carga y me demuestra que no estoy solo. Si hoy este plantel continúa siendo admirado, no se debe solo a mi dirección, sino al sentido de pertenencia demostrado siempre por quienes han laborado y laboran aquí. Nuestra escuela tiene esa característica: todo el que llega se compenetra con la labor, la trayectoria y se suma al esfuerzo que a diario hacemos para no perder cuanto se ha ganado durante tanto tiempo.

Vivimos momentos de cambios, de tendencias diversas. ¿Qué debe caracterizar a un educador cubano?

Sobre todo, mucho amor a la profesión, vocación y compromiso con el trabajo que realiza. Cuando alguien decide hacerse educador, previamente debe haberlo pensado muy bien, porque esta es una tarea que requiere consagración, dedicación, sacrificio…, porque el maestro necesita estudiar todos los días para estar a la altura de los tiempos; para poder llevar a los alumnos los conocimientos con toda la cientificidad requerida, y para que, atendiendo a ese dominio de la ciencia y la técnica que demuestre en sus clases, los alumnos confíen en que tienen delante a una persona que realmente les está transmitiendo las materias como son.

Y algo que no debe faltar en ningún educador es el ejemplo personal. Eso es primordial. Nadie puede exigir a los demás lo que no demuestre tener primero. Yo soy enemigo de que a los demás se les pida lo que usted no es capaz de dar. Y si usted habla de amor, debe ser un ejemplo vivo de amor; si habla de solidaridad, en su modo de actuación necesita ser ejemplo vivo de esa solidaridad; si habla de buenos sentimientos, tiene que demostrarlos en su actuación diaria, y si habla de compañerismo, debe desbordarse en usted ese compañerismo.


¿Qué opina sobre las medidas tomadas en Cienfuegos para enfrentar la COVID-19?


Su propia experiencia ilustra la trascendencia que tiene para usted el sentimiento solidario, ¿verdad?

Cumplí misión en México, en el estado de Guajaca, adonde fui a enseñar a leer y escribir con el método Yo Sí Puedo. Me parecía que volvía a los momentos de mi infancia. Además, me caló muy profundo la satisfacción de aquellas personas por el hecho de que hubiésemos llegado desde tan lejos a enseñarles. Mostraban su enorme gratitud a Cuba por haberles permitido conocer las primeras letras.

Fue una estancia muy feliz, sobre todo por estar reviviendo la historia y por darnos la oportunidad de sentirnos útiles, más humanos. Fui a México dejando atrás serios problemas familiares, pero sabía que ese compromiso con la humanidad uno debe tenerlo presente siempre.

Hay quienes dicen que los niños de ahora aprenden menos que los de hace 20 años. ¿Cuánto de cierto ve usted en esa percepción?

Yo respeto el criterio de todo el mundo, pero el mío no es ese. Pienso que los niños aprenden en cada momento como les corresponde. Considero que el conocimiento de ellos está en dependencia de quienes le dirijan la forma de adquirirlo, cómo logran llegar a él. Y no me refiero solo a la escuela, sino también a la familia. En todas las épocas, ese eslabón esencial de la sociedad es una escuela y en dependencia de cómo funcione ayer, hoy o mañana, así será la formación de nuestros pequeños.

No he tenido la dicha de tener hijos, pero al mismo tiempo siento una satisfacción tremenda, pues he dado a los que no han sido hijos biológicos tanto como les hubiese entregado a los propios. Soy un hombre que se desprende de sí mismo para el bien de los demás. Me satisface mucho y me llena de felicidad cada vez que puedo serle útil a alguien.

Dentro y fuera de la institución, es un hombre sencillo, contagiado con la afición latina al baile y la música, que gusta de leer y mirar la TV. Cuentan quienes lo conocen que siempre ha buscado la perfección en el trabajo y sabe guiar a aquellos bajo su dirección. Es una persona que aprecia, sobre todo, la sinceridad, la transparencia y se declara enemigo irreconciliable de la hipocresía, el engaño, la cobardía.

Es obvio, el maestro Galván Vigo ha hecho del magisterio el aire que respira.

Por: Yudith Madrazo Sosa y Ramón Barreras Ferrán

Foto 2 4

Tomado de Trabajadores


⚠️Solicita aquí certificaciones de Justicia en línea 
Otras noticias destacadas 👇

Calidad del agua en Cienfuegos mejorará paulatinamente tras solución de avería en Paso Bonito

Trabajadores por cuenta propia no podrán brindar servicios en las playas de Cienfuegos durante este verano

Alerta de Salud Provincial sobre afectaciones por la nube de polvos del Sahara en Cienfuegos

Aprueba la Universidad de Cienfuegos cinco variantes para la culminación de estudios del actual curso

Cienfuegos en etapa pos-Covid19 pero sin descuidar la vigilancia epidemiológica

Inician instalaciones turísticas en Cienfuegos prestación de servicios

Cultura: Ratifican la suspensión de carnavales y fiestas populares

Enfrentan delitos en Cienfuegos que afectan la economía y la alimentación del pueblo


TelegramSíguenos en Telegram  t.me/GobiernoCfgos t.me/CienfuegosEncanta

Para más contenido puedes seguirnos en Facebook, suscribirte a nuestro canal de YouTube o seguir nuestro perfil en Twitter

Escribir un comentario

Para hacer un comentario recuerde que:
1- No debe utilizar un lenguaje ofensivo.
2- Debe ajustarse al tema del artículo.
3- No se publicarán los comentarios que incumplan las políticas anteriores.


Código de seguridad
Refescar

¿Le ha resultado útil la información publicada en este portal?