previous arrow
next arrow
Slider

Los servicios y el comercio pos-Covid ¿reacomodar el futuro?

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Valoración:
( 0 Rating )
Pin It

comercio electrnico

 

Varios establecimientos e instituciones públicas tienen puertas de dos hojas. Hace dos meses, permanece abierta solo una. Lo usual: esperar afuera y entrar de a poco. Así lo dictan las medidas de prevención… y el sentido común. Son precisamente estos espacios —tiendas, correos, oficinas comerciales de toda índole— plazas proclives al temido contagio. Por ende, la puerta entreabierta toma forma de antídoto y, aunque escuchemos términos como nueva normalidad o era pos Covid-19, tales “temporalidades” pueden extenderse en el tiempo, por el bien de todos.

Cobra lógica así la interrogante ¿agregará la Covid-19 retos para el futuro inmediato del urbanismo, del diseño de entornos públicos? Creo que sí. La mirada al tema debe pasar por la esfera de los servicios. Tal vez concebir áreas donde prime la atención personalizada y el distanciamiento necesario, pero con condiciones creadas para que el “próximo cliente” no espere su turno de pie o al sol, constituya una proyección no tan lejana en materia de ordenamiento territorial y de servicios. Siempre ha revestido polémica la atención al cliente en torno a trámites de toda índole. Repensar la continuidad de estos —porque la vida sigue— en consonancia con la nueva realidad epidemiológica y con la menor dosis de molestias al usuario, supone un desafío a corto plazo.

DE LO PRESENCIAL A LO VIRTUAL

Los medios de prensa del territorio sostuvimos diálogo, más de una vez, con los departamentos de comunicación del Banco Popular de Ahorro y de Crédito y Comercio, sobre el transfermóvil y sus bonanzas. En nuestras agendas mediáticas no faltó el abordaje de las ventajas de esa aplicación y la necesidad de adquirir la tarjeta multibanca, por ejemplo.

Si bien la alternativa ya gozaba de aceptación popular, fue la Covid-19 el catalizador del uso de transfermóvil para el pago de varios servicios, dadas las ventajas de esa plataforma para ejecutar, desde lo virtual, gestiones tradicionalmente presenciales.

Información reciente ofrecida en la televisión nacional por la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba, Etecsa, aportó datos al respecto: En el mes de mayo casi 300 mil pagos en tiendas virtuales fueron realizados a través de transfermóvil en toda Cuba. En esa cuerda nace otra pregunta: ¿nos conducirá el virus por la senda de lo electrónico,camino que más de una vez la máxima dirección del país ha convocado a potenciar? A estas alturas, nadie lo duda. Pero una migración a trámites y compras digitales no emerge de un acto de magia, sino de trabajo, organización y optimización de páginas web, portales del ciudadano, canales de pago y tiendas virtuales. Y el anuncio reciente del cierre temporal de estas últimas así lo demuestra.

DESCENTRALIZAR EL COMERCIO… ¿OTRA CARTA SOBRE LA MESA POS COVID?

A finales de marzo el comercio en Cienfuegos dispersó su radio de acción. Precisamente las colas han resultado uno de los mayores problemas durante la pandemia, pues junto al escenario epidemiológico coexiste la escasez en el país de productos de primera necesidad, a causa de un bloqueo económico, comercial y financiero recrudecido cada día más.

Por tanto, desconcentrar con efectividad las mercancías hacia losconsejos populares ha integrado el plan de enfrentamiento a la enfermedad, y podría permanecer en un escenario pos-Covid. Lo demuestran ejemplos como la lejía de cloro, sustancia hasta el mes de marzo exclusivade tiendas del CentroHistórico Urbano, y solo en formato envasado. La práctica demostró que su venta tiene igual o mayor “pegada” en formato a granel, en los más de 70 puntos creados en la provincia para tales fines.

Ocurrió así con el yogur de soya. La presencia del lácteo resultó común durante el mes de abril —no así en mayo y lo que va de junio— en casillas y bodegas cienfuegueras.Elhecho de desconcentrar su expendio desterró en los consumidores la necesidad de esperar el “soyur”a sobreprecio en el barrio.

Por último (y no menos importante) ha ratificado esta etapa a la libreta de abastecimiento como mecanismo efectivo de distribución. El ya complejo escenario económico en el cual vivimos, y el que sobrevendrá para la economía mundial y nacional tras los “estragos” de la pandemia, legitiman esa variante de entrega equitativa. Múltiples experiencias lo avalan, entre ellas la reciente vinculación de 54 mil núcleos a 46 establecimientos de TRD y Cimex en la cabecera provincial sureña. Integra también la libreta ese diseño de comercio y servicios coherentes con un aislamiento que, por mucho tiempo, deberá primar en nuestros escenarios públicos.

Escribir un comentario

Para hacer un comentario recuerde que:
1- No debe utilizar un lenguaje ofensivo.
2- Debe ajustarse al tema del artículo.
3- No se publicarán los comentarios que incumplan las políticas anteriores.


Código de seguridad
Refescar

¿Le ha resultado útil la información publicada en este portal?