previous arrow
next arrow
Slider

Es necesario más control en la venta de materiales de la construcción en Cienfuegos

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Valoración:
( 1 Rating )
Pin It

A mayor control mas satisfaccion 1

Continúa siendo la venta de materiales de la construcción, de manera liberada, uno de los tantos asuntos que hoy preocupan a los cienfuegueros.

Una primera mirada de este periódico al Multimat de Tulipán, en la capital provincial hace unos tres meses aproximadamente, nos acercó a un desempeño que recibía el beneplácito de no pocos, aunque a la redacción del 5 de Septiembre continuaron llegando, a posteriori, SMS con disimiles quejas e inquietudes.

Se impone el seguimiento, y allí volvió el equipo de trabajo para entablar diálogo con algunos de sus clientes y también su nueva administración.  El día de nuestra visita se apreciaba bastante movimiento, pues la entrada y expendio de cemento P-Z y arena animó a no pocos interesados y/o necesitados.

Revendedores duermen en la cola 

Otra vez las mujeres llevan la voz cantante:

“Las colas están un poquito más organizadas; ya no es como antes, por lo menos ahora, no sé días atrás. El cemento P-Z se adquiere bastante fácil. Tú haces la colita y lo compras”, dice Danisley Conde, una enfermera bien determinada, que ha decidido enfrentar la cola y “sus devaneos” para dar solución a su necesidad.

¿Y no hay personas queriendo “meter cabeza” como decimos en buen cubano?

“Creo que hay que ponerse un poquito para eso”, responde; “es  demasiado abusivo que a veces quien necesita no pueda comprar, porque hay muchos revendedores en la cola. Deberían tomar medidas con eso”.

“Sí, ellos duermen en la cola y todo. Por ejemplo, anoche mi esposo y yo vinimos. Yo estuve hasta las 12 de la noche, pero él tuvo que venir por la madrugada temprano, porque si no, no compramos hoy. Si alcanzamos fue porque dormimos en la cola”. Esa es la visión de Gladys López Gómez, otra cienfueguera que decidió adquirir materiales de la construcción.

Aunque no precisó su nombre, una tercera compañera, primeriza en estas lides, asegura que vio fácil la cola para el cemento P-Z. “No sé cuando venga el P-350, que se utiliza para placas y otras cosas cómo pueda ser”.

La práctica de los que marcan para otros y la venta de turnos 

Para Magalys Casals, trabajadora del Tribunal Provincial, también por primera vez en ese mundo de cemento, arena y otros insumos para la construcción, el trato de los compañeros que atienden ha sido muy amable y con buena forma, pero “hoy mismo yo dejé de trabajar para venir y comprar el cemento”.

“Tienen que ponerse para los revendedores, porque uno reúne el dinerito y viene a comprar los materiales, no a comprar revendido. También sucede que cuando uno marca en la cola, siempre aparece alguien que dice que con él o ella vienen cuatro o cinco personas más. Resulta, entonces, que quien hace el cinco o el seis, corre el riego de no alcanzar turno, pues solo entregan diez cada día”.

Danisley llama la atención de que esa práctica se ha convertido “en una moda”, pues dondequiera que se llega a comprar, invariablemente aparece alguien que trae consigo a varios compañeros. “Y así no debe ser, pues los otros están durmiendo en sus casas y eso se presta para muchas cosas”.

A lo que yo agrego: la venta de los turnos ronda los $250.00 pesos moneda nacional o 10.00 pesos cubanos convertibles, tal y como refirió otro usuario con quien conversamos de manera informal y mis entrevistadas confirmaron. Igual suerte corren los productos, sobre todo el cemento y el acero (cabilla).

"Nadie atiende el teléfono"

¿Existe alguna vía para la comunicación previa?, indago, y la respuesta no se hace esperar. Explica Danisley que “existe un teléfono al que ha llamado varias veces en distintos horarios y nadie lo atiende”; en tanto Magalys expresa: “esa sería una vía efectiva de saber si están vendiendo lo que se necesita y así no faltar al trabajo”.

Una nueva administración dirige —desde finales de diciembre de 2019— el Multimat de Tulipán. Gretter Lores Moreira, segunda administradora, nos pone al tanto.

“El horario se mantiene tal y como se dio a conocer en su momento: de 7:30a.m. a 3:30p.m., y estamos buscando mecanismos para facilitar que la mayor cantidad de personas puedan comprar. Cada día se reparten unos diez tickets, como se hace en las ferias donde se vende cemento. Si no pudiera llegarse a la totalidad de los tickets, quienes quedan sin comprar pasan a ser los primeros de la cola para la próxima jornada, de manera que no pierdan el turno ya recibido. Ese es un asunto que procuramos se entienda por todos los que aquí vienen. Además, de ese modo tratamos de que no sean siempre los mismos”.

En un momento determinado existió un listado donde las personas se anotaban para acceder al cemento y la cabilla, principalmente; ¿se mantiene aún?

“Determinamos, en conciliación con la dirección de la Empresa, que ese listado quede eliminado. Solo tomaremos en cuenta el listado para adquirir la cabilla cuando inicie su venta, porque en él se encuentran personas que se anotaron ahí hace tiempo y confían en que les llegará su momento. Vale aclarar que son necesarios varios envíos para poder dar respuesta total. Una vez que se culmine con ese listado, la venta del acero se hará también por la cola”.

Aun cuando se hace un gran esfuerzo, hacia el interior del Multimat de la barriada de Tulipán persisten dificultades con algunos equipos, como es el caso del cargador, aún sin solución, lo cual dificulta la agilidad del proceso, pues los productos a granel actualmente se despachan a pala a quienes así lo quieran.

Al respecto la segunda administradora nos dice que todavía no han tenido una respuesta afirmativa en cuanto a una solución definitiva, aunque esporádicamente reciben el servicio.

Otro elemento que debe revisarse es la situación de los equipos telefónicos, pues solo cuentan con uno para dos líneas, lo cual entorpece la comunicación, pues cuando se encuentra en la oficina y quienes allí trabajan salen a cumplir sus funciones en el terreno, lógicamente nadie responderá. No obstante, los canales por los que la población puede acceder son: 43 59 82 24, en el horario laboral, y luego de las 3:30p.m. por el 43 52 62 09.

Accionar VS elementos inescrupulosos 

Para nadie es secreto que elementos inescrupulososse dedican a hacer colas, vender números y también revender materiales, y que todo ello constituye motivo de malestar para quienes en verdad necesitan y abogan por que se tomen cartas en ese asunto. ¿Qué se hace en ese sentido? Inquiero con Gretter Lores Moreira: “Nosotros buscamos alternativas para procurar que la mayor cantidad de personas accedan a los materiales, pero ya de la puerta hacia afuera la organización es de la población, aunque sí se sabe de algunos que reiteran la presencia. No se puede perder de vista que hacemos una venta liberada, aunque establecemos mecanismos de control para evitar afectaciones mayores; por ejemplo, en los vales se consignan datos tales como el nombre y apellidos, dirección y número de carné de identidad. Creo que un quehacer mancomunado entre los factores correspondientes nos puede dar mejores resultados, así como el comportamiento de una parte de la población, porque no todos tienen una conducta inadecuada que aveces raya en la falta de respeto a la administración y a los trabajadores”.

En La Bayamesa por contrarrestar posibles hechos delictivos 

La Bayamesa se denomina el Multimat que se ha destinado a quienes han sido beneficiados con el otorgamiento de subsidios. Actualmente son atendidos 431 casos y la mayoría ya ha adquirido alguna parte de los materiales asignados, según refirió Yoelbis Manso Santo, el administrador, quien además precisó que: “se le hace el despacho cuando ellos llegan con todos los documentos actualizados, en dependencia de la mercancía que tenemos; el cemento no ha faltado ni tampoco los áridos.

“Nos ha chocado mucho el problema con el cargador, que actualmente está roto y ahora dependemos de cuando haya posibilidades de que nos presten uno. También hemos tenido dificultades con la carpintería, pues las cantidades son reducidas y contra el listado que envía la Vivienda para los que están en fase determinación. Con el acero tampoco hemos tenido mayores dificultades”.

Llamó mi atención el hecho de que en casi cuatro horas prácticamente resultó escaso el acceso de beneficiados; aun así logramos conversar con Emilia Teresa Yonce Sarría, enfermera jubilada, para quien la atención “ha sido buena. No he tenido dificultades, y siempre que he venido a comprar algo de lo asignado lo he podido encontrar. Hasta ahora he adquirido cemento, bloques, arena, el piso de baldosas; solo me faltan el juego de baño y las ventanas”.

Vuelvo al intercambio con Yoelbis, el joven administrador y me intereso por cómo accionan para contrarrestar posibles manifestaciones delictivas  e indisciplinas: “Hemos cumplido las indicaciones previstas para nuestro centro y velamos por que la mercancía salga con su peso y la calidad requerida”.

Desde la empresa: se incumplía el manual de procedimientos 

A la Empresa Municipal de Comercio en Cienfuegos, se subordinan las tiendas dedicadas a la venta de materiales de la Construcción, denominadas Multimat.

“Tenemos unidades en la CEN, Pepito Tey y Guaos, además de La Estrella, la Bayamesa y Tulipán. También se venden en La Escuadra, El Palo Gordo y El Lince, estas tres últimas, con menor nivel de aseguramiento. En el caso de La Bayamesa, es solo para atender a los subsidiados”.

Félix Hernández Sánchez, especialista que atiende los establecimientos  de materiales de laconstrucción, explicó asimismo, que en el Multimat de Tulipán se sucedieron algunas dificultades que originaron acciones de control, entre ellas una verificación fiscal, que en efecto, corroboró incumplimientos del Manual de procedimientos definido. Al mismo tiempo “se produjo un robo con fuerza en la unidad (actualmente se encuentra en investigación) y se procedió a la denuncia en la Policía. Hoy varias personas están bajo medida cautelar.

“Como parte de la verificación se detectaron personas que habían comprado en reiteradas ocasiones, lo cual provocó que acapararan materiales sobre todo cemento. Por ejemplo, una sola persona había adquirido el 17 por ciento de la mercancía puesta a la venta en el período objeto de control (octubre-diciembre de 2019), y aunque la venta es liberada existe un control para tratar de que quienes necesiten los materiales puedan adquirirlos”.

Ante tal panorama se impone conocer cómo procederá la Empresa en aras de mayor y eficiente control, a lo que el especialista reveló que: “la subdirección de control y verificación  en este 2020 arreciará sus funciones sobre la base del sistema que ya está establecido desde hace años en la Empresa, pues la venta requiere ser más exacta y con mayor rigor en el control de las licencias de construcción. Se han conocido casos que haciendo uso de las licencias de otros adquieren los materiales y ‘se los facilitan’ a los propietarios de la licencia, cobrándoles una mayor sumapor el ‘favor’ . Quienes no tienen licencia también se controlan mediante los carnés de identidad y los vales de venta.Creo que debe haber un accionar más enérgico e integrado para que todos esos elementos inescrupulososreciban el rigor de la legislación, porque no se puede afectar la venta,ni mucho menos a la población.

“Contamos con trabajadores valiosos en los Multimat, cuyo desempeño se ve empañado por esos elementos.Aunque se detectaron dificultades,no son graves y con la aplicación del Manual de procedimientos pueden solucionarse”, afirma finalmente Félix Hernández Sánchez, especialista que atiende los establecimientos de materiales de la construcción en la Empresa Municipal de Comercio en Cienfuegos.

Tomado de 5 de septiembre

 

Escribir un comentario

Para hacer un comentario recuerde que:
1- No debe utilizar un lenguaje ofensivo.
2- Debe ajustarse al tema del artículo.
3- No se publicarán los comentarios que incumplan las políticas anteriores.


Código de seguridad
Refescar

¿Le ha resultado útil la información publicada en este portal?